Reemplazos Articulares - Prótesis de Rodilla

La cirugía de reemplazo articular está diseñada para reemplazar el cartílago dañado y cualquier daño de la estructura del hueso articular, es decir es una reconstrucción completa de la articulación afectada. La prótesis comúnmente esta hecha de titanio, cromo cobalto, acero quirúrgico, material de cerámica, y polietileno (plástico). Se fijan al hueso con cemento acrílico especial para uso traumatológico que permite que el hueso se acople con el implante.

Con el daño de la superficie articular y dependiendo de la actividad que realice el paciente, las actividades comunes como caminar, subir y bajar gradas pueden resultar dolorosas y con mucha dificultad.

El daño al cartílago de la articulación de la rodilla o el hueso debajo del mismo puede resultar en deformidad. Las deformidades como el varo o valgo y los sonidos inusuales de las rodillas (crepitación) pueden hacerse más obvias a medida que empeora la degeneración. La cirugía de reemplazo de rodilla está diseñada para reemplazar el cartílago dañado o superficie deslizante además de cualquier pérdida asociada con la estructura del hueso o ligamento de soporte.