Lesiones Deportivas

¿Que es una Lesión Deportiva?

Dentro de las lesiones deportivas podemos encontrar:

Luxación Acromioclavicular: La anamnesis orienta a menudo hacia un traumatismo directo sobre el hombro con el brazo en aducción o colgando a lo largo del cuerpo. Clínicamente, la impotencia es parcial.  Existen cuatro grados en la lesión de la articulación acromioclavicular, los mismos que se aplican para el manejo de cada caso.

En los grados 0 y 1 el tratamiento es funcional, se mantiene el brazo en cabestrillo por un período de 2 a 3 semanas.

Luxación Esternoclavicular

El desplazamiento puede ser anterior o posterior pero la debilidad del ligamento esternoclavicular anterior (LECA) con respecto al ligamento esternoclavicular posterior (LECP) explica que en la mayor parte de los casos, el desplazamiento sea anterior.

El tratamiento para las luxaciones esternoclaviculares anteriores es  funcional, que consiste en un corto período de inmovilización del brazo en cabestrillo hasta que desaparezcan los dolores; la única secuela que puede quedar es estética; u ortopédico.  Se hará una sujeción mediante un vendaje con el codo pegado al cuerpo durante 6 semanas.

Para las luxaciones esternoclaviculares posteriores (LECP), la reducción se efectúa en quirófano con anestesia general: ya sea mediante una maniobra ortopédica, se coloca una sujeción con los hombros en retropulsión durante 3 semanas; o tratamiento quirúrgico, en caso de que falle el método ortopédico o ante la mínima duda sobre la existencia de una complicación.

LESIONES DEPORTIVAS_Mesa de trabajo 1_Me

Lesión SLAP: 

 

Sus siglas corresponden a Lesiones Superiores del Labrum Anterior o Posterior, generadoras de dolor e inestabilidad del hombro. Las rupturas del labrum glenoideo han sido progresivamente reconocidas, sobre todo en pacientes que practican algún deporte que implica la utilización de los brazos por encima de la cabeza, que refieren dolor en el hombro, y en quienes el tratamiento con antiinflamatorios y terapia física ha sido ineficaz. La lesión SLAP se produce de manera traumática por caídas con el brazo en extensión o con mecanismo de compresión asociadas o no a luxación glenohumeral. También, por mecanismo de tracción al levantar algo pesado, se puede desinsertar la unidad funcional bíceps labrum. En pacientes deportistas o trabajadores la lesión, generalmente, se produce por sobre uso al realizar actividades repetitivas por encima de la cabeza o por detrás de la espalda. En el paciente deportista cuando el hombro está en posición de máxima abducción y rotación externa combinada, la banda posterior del ligamento glenohumeral inferior se localiza debajo de la cabeza humeral.

Estas fuerzas cizallantes sobre el labrum superior en la máxima posición de abducción y rotación externa, combinadas a las fuerzas rotacionales del mecanismo de despegamiento o peel-back exponen el hombro al riesgo de lesión del labrum superior produciendo una lesión SLAP.

Estas lesiones se detectan al momento de realizar una artroscopia y por lo general ha sido relacionado con inestabilidad glenohumeral, aunque también han sido reconocidas lesiones lábrales como pequeños colgajos o desgarres longitudinales de origen degenerativo. Su dificultad diagnóstica estriba principalmente en la coexistencia de lesiones asociadas que hacen inespecífico el cuadro clínico, aunque es factible reconocerlas a través de estudios de  imagen  como la resonancia magnética nuclear.

El manejo no quirúrgico de la lesión SLAP ha sido reportado con buenos resultados cuando este tratamiento se lo aplica en la etapa preventiva de la contractura capsular posteroinferior, mediante ejercicios de estiramiento, además de esto; la rehabilitación también debería acompañarse de ejercicios de fortalecimiento del manguito rotador y de los músculos periescapulares con ejercicios de cadena cinemática cerrada de pro-tracción, retracción, elevación y depresión. La indicación quirúrgica depende de múltiples factores como: edad, actividades deportivas o laborales y cronicidad de la sintomatología; debiendo considerarla luego de que el tratamiento médico no diera buenos resultados al menos durante 3 meses.